comprension-lectora2

“¡ME ENCANTAN LOS DICTADOS! Todos los días cuando llego a clase, ¡venga libretas! y a hacer un dictado.”

Estas palabras salían hace unos días de boca de una maestra que quizás no se ha parado a pensar para qué sirve un dictado, qué finalidades se pueden obtener de esta práctica y cómo habría que realizarlo para que sea realmente útil.

Esto es bastante común, hacemos tareas por hacerlas pero en ningún momento analizamos detenidamente qué estamos haciendo y con qué finalidad concreta.

¿Quién, en el colegio, ha trabajado la comprensión lectora con técnicas diferentes a LEER EL TEXTO Y RESPONDER A PREGUNTAS SOBRE EL MISMO?

En este recurso se intenta mostrar que la comprensión lectora va más allá de leer y responder, pues una comprensión profunda del mensaje implica diferentes mecanismos y habilidades que también se deberían desarrollar, especialmente cuando observamos problemas de comprensión lectora.

En este recurso se presentarán ejercicios de comprensión lectora planteados para las etapas iniciales, los cuales se deberían aplicar cuando observamos que el escolar ha alcanzado una fluidez lectora funcional que le permite decodificar con cierta precisión y velocidad.

Estas tareas se centran en el desarrollo de diferentes componentes relacionados con la comprensión lectora: morfosintaxis, inferencias, comprensión de la estructura del texto, prosodia, cohesión textual…

Por otro lado, para que el trabajo que realizamos con nuestro alumnado sea realmente útil, debemos adaptar las actividades a su nivel de desarrollo e introducirlas SIEMPRE respetando un orden lógico de incremento de la dificultad.

Además de proponer actividades alternativas al “LEER Y RESPONDER”, el objetivo de esta entrada es dejar claro que lo más importante no es el material en sí, sino la forma de utilizarlo, porque un dictado puede ser apropiado en un momento concreto y con una finalidad concreta, sin embargo, la realización de dictados diaria porque sí, solo es una pérdida de tiempo y una forma de desanimar a los escolares que no encuentran ningún tipo de aliciente en lo que hacen.

Así que no olvidemos que el principal papel de cualquier docente no es repartir, explicar y corregir tareas, sino estimular y desarrollar capacidades y para ello, no todo vale.

En los archivos de descarga (los cuales se irán subiendo paulatinamente) se muestran varias actividades de comprensión lectora inicial, enfocadas a valorar y desarrollar distintos mecanismos implicados:

  • Archivo 1. Conciencia morfosintáctica
  • Archivo 2. Conciencia inferencial
  • Archivo 3. Capacidad de síntesis
  • Archivo 4. Prosodia
  • Archivo 5. Comprensión de la estructura textual

Este tipo de actividades se deberían realizar bajo la supervisión del adulto, el cual actúa de guía, ayudando al escolar a comprender y completar los procedimientos, mientras observa y analiza en qué aspectos concretos falla cada escolar para saber qué habilidades o aprendizajes es necesario reforzar. Además, observando la ejecución del escolar el docente puede comprender su estilo de aprendizaje, cómo procesa la información y cuál es su nivel de desarrollo en las distintas habilidades.

Podríamos decir que todas las actividades, para ser eficaces, requieren explicaciones explícitas, adaptadas a la edad y capacidad de los escolares (cómo se construye y estructura nuestro lenguaje, cómo se forman unas palabras a partir de otras, qué funciones tienen las distintas clases de palabras…), pues, no debemos olvidar que lo más importante no es el material en sí, sino la utilización que hacemos del mismo.