23215243_l

PARA ENSEÑAR A CORRER, PRIMERO HAY QUE APRENDER A ANDAR.

Uno de los motivos por los que muchos niños y niñas no aprenden a leer con normalidad es, simplemente, porque aún no están preparados para ello, es decir, sus capacidades lingüísticas, cognitivas y psicomotrices, aún necesitan desarrollarse para enfrentarse con éxito al aprendizaje de la lectoescritura.

En este recurso se muestran algunas actividades que podemos llevar a cabo para facilitar el aprendizaje lectoescritor (en combinación con tareas dirigidas al desarrollo de la metafonología), lo cual es recomendable en todos los casos pero, necesario, en aquellos escolares que están en riesgo de presentar dificultades de aprendizaje.

 

  • Tareas presentadas y objetivo de las mismas: Estimulación cognitiva, habilidades perceptivo-motrices, lectura compartida y desarrollo de la competencia lingüística en prelectores.

 

LECTURA COMPARTIDA, VISUALIZACIÓN Y ATENCIÓN AUDITIVA: Esta tarea consiste en escuchar una historia con los ojos cerrados, visualizando el contenido y prestando atención a un estímulo específico, mientras se desarrolla la comprensión oral y la escucha activa.
La visualización resulta esencial para el aprendizaje, la lectura compartida desarrolla la competencia lingüística y, el prestar atención a un estímulo específico, desarrolla la atención selectiva en una tarea combinada, por tanto, esta multi-actividad estimula tanto capacidades cognitivas como lingüísticas.
Cuando los escolares aún son muy pequeños para seguir la escucha y prestar atención al estímulo, ambas tareas se pueden realizar, de manera separada, en escuchas distintas.

 

ATENCIÓN Y PERCEPCIÓN VISUAL: Esta tarea desarrolla la observación y la identificación de detalles visuales, lo cual requiere un elevado control de la atención. Además, esta tarea ayuda, de manera indirecta, al posterior aprendizaje de los patrones gráficos de las letras.

 

COMPETENCIA LINGÜÍSTICA: Esta tarea, en la que se incluyen preguntas literales y preguntas inferenciales, desarrolla tanto la comprensión como la expresión oral, así como, funciona de antesala frente a la comprensión lectora.

 

PARAFRASEO O RESUMEN ORAL DE LA HISTORIA: Esta actividad resulta esencial para aprender a sintetizar la información y a organizar y elaborar el discurso, por tanto, estimula la capacidad de aprendizaje a partir de la escucha o la lectura y potencia la expresión oral.

 

PERCEPCIÓN Y SEGUIMIENTO VISUAL: Esta tarea, además de desarrollar la percepción visual y la coordinación óculo-manual, también resulta interesante para estimular la grafomotricidad.

 

COMPRENSIÓN Y MEMORIA AUDITIVA: La ejecución de órdenes sencillas favorece el desarrollo de la comprensión oral, de cara al desarrollo de la comprensión lectora. Además, con esta tarea se refuerzan ciertos conceptos básicos de ubicación espacial.

 

NOMBRADO O DENOMINACIÓN RÁPIDA: El acceso y recuperación del léxico parecen estar relacionados con la habilidad lectora (teoría del doble déficit), aunque no está claro que su desarrollo beneficie claramente al aprendizaje lectoescritor. De todos modos, este tipo de tareas, como aquellas dirigidas a evocar palabras que cumplan una misma norma semántica o fonológica, desarrollan la competencia léxica (vocabulario) y, de manera global, repercuten positivamente en el desarrollo de la competencia lingüística.

 

MEMORIA VISUAL: Llevar a cabo esta tarea, explicando cómo utilizar asociaciones y nemotécnicas para memorizar la colocación de los puntos en la imagen, potencia la capacidad funcional de memorización, así como, la observación, la atención y la memoria visual.

 

PERCEPCIÓN VISUAL Y GRAFOMOTRICIDAD: Las tareas basadas en completar un recorrido, guiándose a través de una matriz de puntos y sin levantar el lápiz, favorecen la coordinación óculo-manual, así como otras habilidades perceptivo-visuales y cognitivas.

 

CATEGORIZACIÓN SEMÁNTICA: La habilidad para categorizar o clasificar el léxico, así como, para establecer relaciones semánticas entre conceptos, resulta necesaria para almacenar nuevos significados y significantes de manera ordenada y duradera.

 

PERCEPCIÓN FIGURA-FONDO: Esta tarea desarrolla la percepción visual y la capacidad para distinguir estímulos visuales, lo cual requiere una alta implicación de la atencion.

 

DEFINICIÓN CONTRARIA: Esta tarea, que sin duda resulta muy compleja para un cerebro inexperto, además de desarrollar la competencia lingüística y léxica, implica el desarrollo de la abstracción y de la creatividad.

 

Aún recuerdo cuando llegaba la tarde y, en ausencia de cualquier aparato electrónico, me sentaba junto a mi hermano para escuchar las historias que mi abuelo nos relataba sobre su niñez.
La capacidad de escuchar historias no debe estar reñida con las magníficas posibilidades que nos ofrece la era tecnológica, por tanto, aprendamos a cerrar los ojos, para ver en nuestra mente, aquello que escuchamos.