Código alfabético

APRENDER A LEER

CON EL MÉTODO DIVERLEXIA

NIVEL 2: VOCALES Y PRIMERAS CONSONANTES

Enlace patrocinado

¿QUÉ ES EL CÓDIGO ALFABÉTICO?

 

Para leer y escribir en español utilizamos un código que tiene dos tipos de elementos: símbolos escritos (29 grafemas o letras) y sonidos lingüísticos (25 fonemas).

Leer consiste simplemente en aplicar la correspondencia entre esas letras y esos sonidos. De modo que, pronunciando cada fonema en el orden adecuado, podemos leer sin errores cualquier palabra real o inventada. ¡Pruébalo con chulujusmún!

Sin embargo, escribir es un poquito más complejo en nuestro idioma porque, además de las correspondencias entre sonidos y letras, tenemos que aprender un conjunto de normas ortográficas.

Al conjunto de correspondencias entre los sonidos lingüísticos y las letras y a las normas ortográficas que regulan su uso lo llamamos código alfabético.

Aprender el código alfabético de manera explícita reduce los errores y esto favorece la automatización. De ahí que en Diverlexia partamos de lo conocido, el lenguaje oral, para enseñar cómo se relaciona con el lenguaje escrito, analizando cada elemento, comprendiendo cómo se agrupan las letras, qué letras son especiales y todo lo que nos permite leer y escribir con seguridad, sabiendo lo que hacemos y por qué lo hacemos.

No sabéis la de veces que al explicarle a alguien alguna norma del código alfabético ha respondido, ¡en serio, así de fácil es, y por qué nadie me lo había enseñado antes!

bg4

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTE CUADERNILLO?

 

En este segundo cuadernillo de la colección Aprender a leer con el Método Diverlexia, iniciamos la enseñanza de la lectura y la escritura con un método sintético fonético-silábico.

Empezamos por las vocales, trabajando cada una de ellas de manera divertida y accesible para los más pequeños y, una vez asimiladas todas, continuamos con las consonantes.

Para enseñar cada correspondencia sonido-letra primero analizamos el fonema, después reconocemos y trazamos el grafema y, por último, leemos y escribimos esa letra en combinación con las trabajadas previamente.

La progresión del material es la siguiente:

Partimos de una sesión de evaluación “¿Cuánto sé?” para analizar el conocimiento previo del código alfabético.

Explicamos cuántas letras tenemos y cómo las vamos a ir aprendiendo para contextualizar y generar un esquema mental del contenido.

Aprendemos las vocales. Empezamos trabajando cada vocal por separado y, al terminar, hacemos un repaso general con las cinco vocales.

Continuamos con las consonantes, explicamos qué son estas letras y vemos cuáles vamos a aprender, empezando por el sonido /m/ al que le siguen los siguientes sonidos o fonemas /s – l – n – ñ – ch – j – r (suave)/.

Completamos el recorrido con un repaso global en el que se incluyen todas las letras trabajadas en lectura y escritura de sílabas, palabras y oraciones.

Terminamos repitiendo la sesión de evaluación “¿Cuánto he aprendido?” para constatar si el escolar ha afianzado debidamente lo trabajado y podemos continuar avanzando.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

 

• Voy a aprender a leer y necesito que alguien me enseñe cómo se hace.

• Estoy aprendiendo a leer pero me cuesta. Hoy lo aprendí, pero mañana vuelvo a dudar.

• Confundo algunas letras entre sí y quiero reforzar únicamente esas letras conflictivas.

¡IMPRESCINDIBLE SI…!

• La mayoría de niños y niñas de mi clase ya saben leer y escribir, aunque sea despacito, pero yo voy mucho más lento, no se me da bien.

• Termino primero de primaria sin saber leer y escribir con precisión. Confundo muchas letras, me como otras, invierto las sílabas...

¿POR QUÉ UTILIZAR ESTE MÉTODO?

 

Partimos del fonema porque si no sé qué sonidos tiene la palabra cómo los voy a escribir correctamente.

Utilizamos apoyos visuales, gestuales y conceptuales para facilitar el recuerdo porque para el adulto son letras, pero para mí solo son un montón de garabatos extraños y parecidos.

¡Prevenir antes de curar! Desde el inicio afianzo el patrón de trazado de las letras para que luego se entienda lo que escribo.

Si me lo pones más fácil aprendo antes y mejor. Utilizamos fuentes simplificadas pero que favorecen la continuidad de la escritura manual.

¡Si entiendo lo que hago aprendo con seguridad! Cada detalle se explica de manera explícita, no dejamos nada al ensayo-error.

No me lo pongas todo en mayúscula y luego me regañes porque no sé utilizar correctamente las mayúsculas. Las mayúsculas tienen una función concreta y no es la de sustituir a todas las minúsculas. Nuestro cerebro aprende a reconocer palabras encontrándose una y otra vez con ellas. Si ve muchas veces “berenjena” graba esa palabra, con su forma, sus letras… pero si ve “BERENJENA” tarda un poquito más en reconocerla. Puestos a leerte el Quijote, ¿te lo leerías en minúscula o en mayúscula…?

Afianza primero la norma básica, esa que me permite leer y escribir casi todas las palabras correctamente, y después ya veremos las excepciones. ¡La k existe, pero la dejamos para más tarde!

¿Me enseñas la ch antes que la p? Sí, porque respeto un aprendizaje progresivo, de lo más simple a lo más complejo, comprendiendo las peculiaridades de cada correspondencia. Primero las letras que tienen solamente un sonido y que solo pueden formar sílabas directas y/o inversas. Después, las letras que solo tienen un sonido pero también pueden formar sílabas trabadas. Seguimos con las letras que tienen varios sonidos pero existe una única norma que los regula. Y concluimos con las letras arbitrarias, aquellas que más nos complican la escritura.

¡Me siento capaz! El incremento progresivo de dificultad me permite sentir que soy bueno en lo que hago, refuerza mi autoestima y las ganas de avanzar.

letras2

¿CÓMO SE UTILIZA?

 

El adulto debe guiar el proceso, explicar las actividades, observar las conductas del escolar y detectar cuando algo le cuesta para reforzarlo.

Se recomienda combinar el trabajo del cuadernillo con actividades manipulativas. Para ello utiliza estas letras móviles con vocales y consonantes diferenciadas. ¡Muy útil para comprender las estructuras silábicas!

Si observas dificultades para asimilar este nivel, vuelve atrás y empieza por el desarrollo de la conciencia fonológica y otros prerrequisitos lectores.

Desata tu creatividad al leerle las histoletras. Utiliza gestos, modula la voz, introdúcelos en la historia y repetidla juntos resaltando el sonido de las letras.

Aunque se pueden reforzar algunas letras específicas con este material, te recomiendo seguir el programa tal cual se plantea para potenciar el aprendizaje.

¡La súper norma! Diviértete y haz que se diviertan. Cuando asociamos la lectura a sensaciones agradables nuestro cerebro nos pide más. ¿Imaginas qué pide el cerebro si asociamos leer a obligación, inseguridad, tensión, ansiedad…?

nivel-2-miniatura-ejem

APRENDER A LEER

CON EL MÉTODO DIVERLEXIA

NIVEL 2: VOCALES Y PRIMERAS CONSONANTES

Enlace patrocinado

En calidad de Afiliado de Amazon, Diverlexia obtiene ingresos por las compras adscritas