Cómo enseñar las sílabas

Para aprender a leer y a escribir no solo tenemos que conocer el código alfabético o sistema de correspondencias entre sonidos y letras, además, es necesario saber cómo podemos combinar esos elementos.

Al modo en que combinamos esos elementos le llamamos estructuras silábicas y en español estas estructuras son cerradas, es decir, existe un número muy limitado de posibilidades. Además, dentro de esas posibilidades hay algunas que predominan notablemente, aquellas que debemos reforzar de manera explícita cuando enseñamos a leer.

Para explicar las distintas estructuras silábicas primero debemos tener claro que existen dos tipos de correspondencias o letras, las vocales (V) y las consonantes (C)

La clave está en saber dónde va la vocal y cuántas letras tiene la sílaba. Según esto, nos encontramos con las siguientes estructuras silábicas.

¿Cómo enseñar las estructuras silábicas?

Después de afianzar cada correspondencia fonema-grafema, combinamos esa letra con las vocales y con otras consonantes que hemos trabajado previamente empezando por las sílabas verdes (directas).

Sílabas verdes CV, están formadas por dos letras y la vocal siempre va al final “maaaaaa”.

Después de explicarlo jugamos con las sílabas verdes: Las formamos con letras de plástico y las leemos, seleccionamos en una lámina solo las sílabas verdes, las escribimos al dictado, etc.

Una vez afianzada esta estructura, introducimos las sílabas negras VC, están formadas por dos letras pero la vocal siempre va delante “aaaaaam”.

Las explicamos y jugamos con ellas del mismo modo, teniendo en cuenta que algunas letras no forman este tipo de sílabas (q, ch, ñ, v, ll, y, h). Utilizamos sobre todo (s, n, r, l, z, d, m).

Trabajadas ambas estructuras, diferenciamos sílabas verdes y negras partiendo de tareas orales para llegar a las tareas de lectoescritura.

– Mostrar una tarjeta verde o negra según la sílaba que escucha (se, es, un, un…). También al contrario, pensar y decir sílabas para que el adulto muestre la tarjeta.

– Escuchar palabras o ver imágenes y decir si la primera sílaba es verde o negra.

– Rodear sílabas escritas de color verde o negro y después leerlas.

– Clasificar tarjetas con sílabas en dos grupos según sean verdes o negras.

– Formar sílabas verdes y negras al dictado.

– Escribir sílabas al dictado en dos cajas diferentes, en una caja las verdes y en otra las negras.

Una vez afianzadas introducimos las sílabas rojas (mixtas) y tras explicarlas jugamos con ellas del mismo modo.

Cuando la letra trabajada puede formar sílabas azules (trabadas y complejas) también introducimos este tipo y lo diferenciamos de las sílabas rojas del mismo modo (tra-tar).

Por último, realizamos las mismas actividades de diferenciación mezclando todos los tipos de sílabas.

En general, este trabajo bien hecho favorece la comprensión de la estructura del lenguaje y, por tanto, la precisión al leer y al escribir. Aunque para llevarlo a cabo se recomienda utilizar siempre apoyo visual y materiales manipulativos.

Actividades de ejemplo para trabajar las estructuras silábicas.

¡Descarga, imprime, plastifica y reutiliza!

Te recomiendo utilizar letras magnéticas con vocales y consonantes en diferente color como las del ejemplo (algunas grafías no me acaban de gustar pero después de buscar mucho son las que considero más apropiadas).

Estas son las que yo uso: 👉👉👉  ➡️ Letras magnéticas ⬅️

Artículos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 2 =

  1. Hola Carmen:
    Me encantan tus publicaciones, dispongo tanto del manual como de los cuadernillos de actividades, super prácticos. He visto ahora esta publicación y el material para trabajar las sílabas me parece muy últil pero no puedo descargarlo. ¿Podrías ayudarme? Mis mejores deseos y ya estoy deseando que publiques el cuaderno 3.

  2. Querida Carmen. Quisiera saber si al entender este método puedo ayudar a mi nieta que tiene 6 años. Tiene dislexia y dislalia.
    Gracias por tu maravillosa aportación.

    1. Hola Linda,
      Sí, este método hace mucho hincapié en la fonología del lenguaje para enseñar a leer y, aunque a esa edad es difícil saber si podría tener dislexia, al presentar dislalias y dificultades para aprender a leer (lo doy por supuesto), es muy importante trabajar la conciencia fonológica entre otros aspectos de base.
      Céntrate en analizar los sonidos lingüísticos, pronunciarlos, representarlos y manipularlos. Después, cuando estén más o menos claros, presenta la letra con la que se representa cada uno, poco a poco, permitiendo que tu nieta afiance lo que va descubriendo y aprendiendo.
      Estimulando todos los sentidos posibles a la hora de aprender cada contenido y, como aún es muy pequeñita, seguro que le podéis ayudar mucho si sois constantes.
      ¡Saludos!

  3. Estimada Carmen, por casualidad me he encontrado tu página y quiero darte las gracias por la cantidad de ideas que nos brindas para identificar la dislexia en niños/as, no sólo de nuestros hijos, sino también en nuestros estudiantes y poder tener un mejor acercamiento a este tema. Adicionalmente, creo que los ejercicios también pueden ser trabajados de manera muy enriquecedora por todos los estudiantes y no solo para los que tienen dislexia.

    1. Exactamente Ana, lo que indicas es totalmente acertado. Siempre intento transmitir que este tipo de metodologías más explícitas resultan muy apropiadas para todo el alumnado e imprescindibles para quienes presentan dificultades específicas de aprendizaje.
      ¡Gracias por tu comentario! Espero sacar tiempo para ir subiendo más recursos de vez en cuando.
      ¡Saludos!

  4. Estoy curioseando por la página y quiero decir que todos los recursos e indicaciones compartidos me parecen MAGNÍFICOS y de grandísima utilidad. ¡Gracias!